Extraña muchacha, bello arlequín


En una tarde muy calurosa un ser despotricaba bajo el astro rey. Llevaba un estrafalario vestido a rombos blancos y negros, el maquillaje blanco se le estaba derritiendo. Empezaba a pensarse seriamente el tatuarse el dibujo, total, nunca salía de casa sin él.

-¡Maldito calor!- Murmuró la extraña criatura. Prefería mil veces el crudo invierno al sofocante verano, estaba claro que ese entorno no la pegaba nada.

Mientras caminaba por las calles la gente la iba señalando. Era consciente de que resaltaba, pero la verdad es que la daba totalmente igual.

Paró de repente delante de un escaparate. Nunca se fijaba en las tiendas de ropa, porque mayormente, solía vestir su raído vestido de rombos. Pero esa asfixiante tarde vio en la tienda de Belén algo que la llamó la atención. Era un sombrero negro parecido al que llevaba Napoleón. Sería perfecto para proteger su cabecita de los fuertes rayos del sol.

Comprobó si llevaba suficiente dinero encima y entró en el establecimiento. Cerró los ojos un segundo para disfrutar del frescor que proporcionaba el aire acondicionado y se dirigió a el mostrador para hablar con la modista.

-Buenas tardes, me gustaría adquirir ese sombrero negro que tiene en el escaparate- Musitó a la mujer.

-Claro niña.- Dijo Belén mientras salía con cara extrañada de detrás de la barra. -¿Cómo te llamas? No recuerdo haberte visto antes por el pueblo.-

-No soy de por aquí.- Respondió -En cuanto a mi nombre, supongo que podría llamarme Herla.-

Herla era el nombre de un rey legendario de los antiguos bretones que se convirtió en el líder de la cacería salvaje después de una visita al Otro Mundo, sólo para regresar unos doscientos años más tarde, después de que sus tierras habían sido colonizadas por los anglosajones. Se dice, que el nombre "Arlequín" proviene de éste rey de Inglaterra (Herla King).

A la muchacha la encantaba ese nombre y lo había adoptado como seudónimo en sus actuaciones, pocas personas sabían su verdadero nombre y prefería que siguiera siendo así.

Belén decidió no preguntarla nada más, aunque había muchas cosas sobre ella que la hubiera gustado saber, pero se resignó a cobrarle el sombrero y ver, mientras desaparecía por el final de la calle, como sacaba un antifaz blanco de su petate y se lo colocaba en la cabeza, sobre el sombrero, a modo de adorno.
Nadie supo nada de esa extraña muchacha que, en una tarde calurosa, había cruzado el pueblo en dirección norte. Sólo quedó en la mente de los que la vieron, un triste poema que recitaba mientras caminaba:

Soy tan sólo la esencia de una lágrima,
un sueño perdido en el olvido,
un amargo recuerdo sin vida,
soy sólo una nota de lo vivido.

Danzo entre lágrimas y alegría,
jugando a ser bufón de la vida,
dando piruetas al comenzar la sinfonía,
pero al final todo es lo mismo
una dulce y amarga agonía.

Sonrisa
y otra sonrisa más, para ocultar, debajo del maquillaje…
El acedo final.

Danza y salta,
no puedes parar,
en el momento mismo comienza
a olvidar.

Ahora en este instante
de nuevo comienza a soñar,
ven a dormir a los brazos de este
ser de cuadros blancos y negros.

Soy yo el que sueña y destruye,
soy el que te invita a sonreír,
ven conmigo que yo te enseñaré
con este baile, de nuevo a vivir.

Soy tan sólo la esencia y el odio,
un recuerdo olvidado
en un cementerio de memorias.
Soy un sueño soñado.

Que de nuevo te brotó
con una mascara de felicidad
y de nuevo danzó…

Recitando con mis cascabeles:
“Vamos de nuevo a comenzar,
pues el telón esta por bajar,
y esta obra acaba de terminar,
no llores, pues un fracaso fuiste tú,
no hay ensayos en esta obra,
lo he dicho antes todo ha terminado,
no queda más que saltar, sonreír y bailar.”

(Arlequín, de Dimitry Vae Sole) 


Para consultar precios pincha aquí.

Read Comments

12 comentarios:

M@ite dijo...

¡¡PRECIOSA¡¡¡

Serendipity dijo...

Que preciosidad de arlequín una pasada me encanta la carita =) que pequeñas obras de arte!! Un beso.

Amparo dijo...

Que preciosidad de arlequin, es muy bonito, los zapatos y los puños del vestido es lo másss, preciosa, preciosa, besosss

troy dijo...

muy chula! me gusta el detalle de los zapatitos ;)

La Mirada de Medusa dijo...

Absolutamente precioso!!! Me encantan los arlequines y el tuyo es una monería!

Noelia Pueyo dijo...

me bonito que te ha quedado

besicos guapa

casitadefieltromont dijo...

que original es esta minidamisela,y la historia genial,besos

Sara dijo...

Que pasada!!!!! es demasiado bella!! precioooosa, original.

Ro. dijo...

Que preciosidad!!! Me encanta!!! Está super conseguido!!! Besos

mi mamá y yo dijo...

Me encanta, es perfecto! y como siempre sin que le falte ni un solo detalle, es genial, te felicito.
Besos

METAMORFOSIS dijo...

Llega un punto que no se que decirte cada vez que haces un personaje nuevo....porque todos y cada uno son maravillosos....me quedo con la boca abierta por lo bien que están hechos, y sobre todo por el lujo de detalles que es lo que en conjunto hace que sean pequeñas obras de arte...son perfectas!!!pero lo mas curioso de todo es que cuando veo un personaje, como este caso este arlequín...y me sorprendo de la manera que lo he hecho....me digo a mi misma, con este ha tocado techo....es insuperabla, pero es que eso llevo diciendo desde el principio y cada vez que haces una muñequita nueva vuelves a superarte, y a sorprenderme!!!! hasta tal punto que ya me entra ansiedad de pensar que será lo siguiente, y como será....y "quien será"....
Así que aunque me repita....te seguiré diciendo las veces que haga falta que eres una artista con mayúsculas!!!!

Evaluna dijo...

ke graciosoooo!!! me encantaaa!no le hace flata detalle!!!besotes!

Publicar un comentario