Una leyenda bastante real | ARIEL

Estaba tranquilamente Thais el otro día caminando por la playa, buscando inspiración para su nuevo cuento, cuando, en la zona más lejana de la playa, la pareció ver una silueta de alguien tumbado en la arena. La extrañó mucho, ya que era un día muy frío y no había ningún bañista por allí.

Se acercó, curiosa, por si el mar picado había tirado a algún pescador de su barca y lo había arrastrado hasta la orilla.
Cuando llegó no se podía creer lo que estaba viendo, ¡una sirena!
sabía de su existencia por los cuentos y leyendas pero nunca había pensado que se fuera a cruzar una en su vida.
Se acercó sigilosamente y la empezó a incorporar. La sirenita tenía una intensa melena roja, era extraño, la parecía haber leído alguna vez sobre una sirena pelirroja, pero en ese momento no recordaba el nombre en cuestión de la sirena.

De repente la muchacha abrió los ojos y miró sorprendida a Thais, como ésta estaba distraída se sobresaltó mucho al comprobar que la sirena se movía y se separó unos pasos hacia atrás soltándola bruscamente.
En seguida la sirena se metió en las aguas turbias y no quedó rastro de ella excepto por una caracola que había estado junto al cuerpo de la sirena.

Varios días después Thais estaba en la misma playa caminando como la otra vez, solo que ese día caminaba con una caracola entre las manos en vez de un cuaderno, no había podido escribir desde el encuentro. Hacía un tiempo malísimo, demasiado para el pueblo de las MiniDamiselas, empezaba a pensar que estaba relacionado con la extraña aparición.
Llevaba mucho tiempo dándole vueltas al misterio de la sirena, no se lo había contado a nadie, de todos modos ¿quién la iba a creer?
De repente oyó un murmullo lejano, como un lamento, entre la bruma que cubría las olas, vio una llama roja en el mar a pocos pasos de la orilla. Se sorprendió mucho y sin pensárselo dos veces se adentró en la mar en dirección de la llama.
Cuando al fin llegó se encontró con su sirena sentada encima de una roca, llorando.
Al verla se asustó de nuevo pero esta vez no huyó, había algo que llamaba su atención, la caracola.
Thais pensó que podría hacer que la sirenita se pusiera contenta y se la ofreció. Al rozar las manos de la sirena con la caracola ésta se empezó a iluminar, tanto que las nubes se despejaron y brilló de nuevo el sol de invierno que tanto echaban todos de menos. Al mismo tiempo sonaba un canto, primero más bajito, luego fuertísimo. Al terminar de salir la luz el canto también cesó.
Entonces ocurrió otra cosa que tampoco se esperaba Thais, la sirena se inclinó y la besó en la mejilla.
-"Muchas gracias por devolverme mi voz, mi reino siempre estará en deuda contigo"-
Y se zambulló en las aguas.
"¿Mi reino?", ¡Una princesa! ¡Acababa de conocer a una princesa sirena!
De repente cayó, ¡claro que había oído hablar de una princesa sirena! ¡Ariel, la hija del rey Tritón!
Se iluminó su cara y corrió hacia su casa, ¡Ya sabía sobre qué escribir!


Siento haberme extendido tanto, pero es que me ha dado la inspiración.

Por cierto, las historias de las MiniDamiselas están escritas por Thais, no el personaje, sino la hija de la creadora del blog, osea mi madre, Charo.
Contarme qué os parecen mis relatos ^^
(Y por supuesto la magnífica nueva muñeca de mi madre).
Besitooos.

Read Comments

8 comentarios:

Supernovas dijo...

Vaya historia!!!! Qué inspiración!!! Me ha encantado leer las historia de Thais y la Sirena Ariel. Y por supuesto Ariel es preciosa. Con esa mata de pelo roja y esos ojazos, guapísima.

casitadefieltromont dijo...

ya sabes que tus muñecas me encantan toooodas, y bueno si la madre tiene arte pues la hija lo tenia que heredar,no?besitos guapas a la mama y a la hija

PRINCESS LAURA LIS dijo...

Qué historia tan bonita, la verdad estoy pensando en irme a vivir al pueblo de las minidamiselas, poque allí siempre ocurren cosas mágicas. Felicidades Thais! y Felicidades Charo! tenéis mucho arte!

Zöe dijo...

Me ha encantado la historia, por no mencionar que me ha fascinado la muñequita. Me ha hecho muchísima ilusión abrir el paquete y descubrir a la pequeña Ariel... siempre ha sido mi princesa Disney favorita. Te ha quedado PRECIOSA!! Gracias por todo Charo eres un soleteee!!!! MUAKS

cristina dijo...

Es preciosa! Todas lo son! Me encantan! Estoy deseando tener una!

Maite dijo...

Es preciosa de verdad......y las historias muy imaginativas!!!.;))

METAMORFOSIS dijo...

la historia es super chula!!!!! y me encanta el pelooooooo!!!

D@isy dijo...

Que bella es ariel y la historia es hermosa, te inspirastes. Saludos

Publicar un comentario